Drones, un amigo potencial con poco reconocimiento

Cada vez más se habla en los medios de comunicación de estos aparatos que algunos temen (más por desconocimiento que por interés directo de verlos con malos ojos) y que puede parecer que en todo momento están sobrevolando nuestra intimidad. Es hora de sacarnos esta visión de la cabeza, y eso es lo que tratamos de demostrar desde la Fundación Ascamm, donde ingenieros de investigación trabajan diariamente para dotar estas máquinas de suficiente autonomía (aunque nos resistimos a hablar de inteligencia) que permitan un uso responsable y seguro.

Si bien es cierto que en Europa menos que en Estados Unidos, aunque mucha gente cuando oye hablar de drones piensa inmediatamente con máquinas de guerra no tripuladas. De todos modos, la realidad del tejido industrial y de investigación tanto aquí como en el global europeo es muy lejana a estas aplicaciones.

Entre otras operaciones, a Ascamm trabajamos no sólo para que esto sea una realidad, sino que estas operaciones sean robustas y ejecuten de manera autónoma sin poner en peligro las personas ni el material, así como no necesita atención constante por unos equipos ya de por sí en situación de alto riesgo y estrés.

Actualmente, el foco más fuerte de la investigación en drones (también llamados vehículos aéreos no tripulados, o UAV por sus siglas en inglés) radica no sólo en hacerlos más polifacéticos, sino más seguros. Estos dos grandes hilos se detallan a continuación:

Funcionalidades avanzadas

Agricultores, bomberos, fotógrafos, equipos de cine, equipos de búsqueda y rescate, arquitectos, entre muchos más, han empezado a ver una oportunidad de facilitar parte de su trabajo con esta tecnología. El valor que puede aportar un UAV es sobre todo una operación muy económica y de sencilla implantación.

Mayoritariamente hay dos tipos de drones, los llamados de ala fija y los multicòpters. Los primeros son exactamente como unos aviones de pequeño tamaño (pueden hacer entre 1m de envergadura los más pequeños, hasta 8m los más pesados) que vuelan gracias a la velocidad del aire que choca contra sus alas. Los segundos se equiparan a un helicóptero, aunque normalmente con más rotores (cuatro, seis u ocho son las configuraciones más estándar) que tienen capacidad de despegar y aterrizar verticalmente y estar estáticos en elevación.

Estos dos grandes grupos dan pie a una lista inacabable de funcionalidades que han sido contempladas con interés para potenciales usuarios. Sólo por poner un ejemplo: un bombero que necesita visualizar urgentemente cómo evoluciona un incendio en una finca de difícil acceso para valorar los efectivos a desplegar y la mejor localización, puede despegar un multicòpter que en treinta segundos está sobrevolando el área y con una cámara térmica y otra visual muestra rápidamente al equipo de bomberos la situación y además genera en tiempo real unos mapas (tipo GoogleEarth) que son visualizados desde tierra aportando información muy valiosa. Desde la Fundación Ascamm hemos desarrollado estas funcionalidades avanzadas de mapeado (2D y 3D), detección de potenciales víctimas en desastres naturales, navegación autónoma, optimización de operaciones, etc.

Como este ejemplo hay muchos más. Usuarios que cada vez más llegan a las puertas de la Fundación Ascamm, con inquietudes y (a menudo) gran desconocimiento de esta tecnología, y que ven con ilusión (y cierto grado de admiración) lo que estamos desarrollando en Ascamm.

Robustez de operación

Para ello, hemos montado en el UAV una serie de cámaras y sensores, que a través de unos algoritmos muy avanzados que corren en un pequeño ordenador embarcado, ofrecen capacidades de navegación autónoma (sin piloto ni operador) totalmente seguras. En otras palabras, el drone puede percibir el entorno y navegar por este sin colisiones mientras desarrolla de manera óptima su misión.

Estas funciones avanzadas no están disponibles en los drones comerciales que actualmente usan equipos de cine, de revisión de líneas eléctricas, usuarios de ocio y profesionales, etc. Pero son esenciales para la futura implantación a gran escala de estos aparatos voladores. Así como actualmente no se concibe un coche sin cinturones de seguridad o sistemas seguros de frenado, muy pronto no se aceptará el uso de UAV que no dispongan de un nivel de autonomía básico que permita esta robustez y seguridad en operaciones.

Es por ello, que desde la Fundación Ascamm, Centro Tecnológico Avanzado de la red Tecnio, trabajamos muy fuerte para hacer que esta investigación que se desarrolla en las universidades punteras europeas e internacionales, y también dentro mismo de Ascamm, sea aplicada a las operaciones con UAV.

Si también la UE deja de pagar

La medianoche del lunes 17/11 se acababa el plazo para aprobar el presupuesto UE 2015 por parte del Consejo, el Parlamento y la Comisión, y lo hizo sin que se alcanzara un acuerdo. En consecuencia, la Comisión deberá presentar un nuevo presupuesto e iniciar un nuevo proceso de conciliación. Y si éste no se cierra antes del 31/12, la Comisión deberá prorrogar mes a mes el presupuesto 2014, a razón de 1/12 por mes.

Continua leyendo

Reindustrialización europea: ¿primeros síntomas?

En las convocatorias europeas de proyectos de I+D era habitual que los centros tecnológicos como Ascamm obtuvieran una alta valoración relativa al impacto económico de sus propuestas y una inferior con respecto a los retos científicos que planteaban; en consecuencia, con una UE más orientada a la ciencia que a su impacto, el ratio de éxito de las propuestas, aunque bueno, resultaba un poco decepcionante.

Continua leyendo

El futuro industrial se perfila el 15-O

Este otoño Europa afronta retos singulares: de organización territorial, con los referendos en Escocia y Cataluña y la problemática expansión hacia el Este, y de naturaleza económica, con el plan de inversiones de 300.000 millones propuesto por el nuevo presidente de la Comisión Europea, que, sumados, los rezos de Draghi pedido ayuda fiscal en su lucha monetaria contra la deflación, permiten vislumbrar un cambio radical de paradigma: de la austeridad dogmática al crecimiento y la generación de empleo.

Continua leyendo

Propiedad intelectual

No pocos historiadores consideran la rápida adopción de un sistema de patentes como uno de los hechos que mejor explican el histórico liderazgo económico mundial de Occidente, en tanto que incentivo determinante para hacer investigación e innovación con la garantía de que podrás aprovecharla y que no serás imitado al día siguiente por un “free-rider” que disfrutará de tu invento sin tener que pagarlo.

Continua leyendo

QWERTY

La muy poco ergonómica disposición de las teclas que los ordenadores han heredado de las primeras máquinas de escribir, cuando la mecánica era más lenta que las manos y había que entorpecer a estas para no dejar aquella en evidencia, se suele utilizar para ejemplificar los senderos por donde a menudo se pierde la innovación potencial. Por ejemplo, el sendero de la inercia. Hoy ninguna razón mecánica justifica el qwerty y sustituirlo por un orden más ergonómico, aunque fuera simplemente alfabético, permitiría aumentar hasta un 25% la velocidad de escritura; a pesar de todo, el qwerty se ha convertido en un estándar que parece ya inamovible.

Continua leyendo

Los medios y la tecnología

No hace muchos días, la prensa dio noticia de que Amazon tenía previsto entregar sus productos mediante “drones”, pequeños aparatos aéreos no tripulados que sobrevolarían nuestras ciudades para llevarnos nuestro pedido a casa.

Continua leyendo

Tecnoindustria

Hace unos pocos meses, Ascamm invitó a un conjunto de empresas industriales a formar parte de un “grupo de opinión” para debatir entre ellas y hacer llegar a la Administración las mejores ideas para impulsar el despegue de la economía catalana; es decir, para tratar de acabar con un paro del todo inaceptable, por mucho que una parte del mismo sea cierto que subsiste en la economía sumergida.

Continua leyendo

Compra pública innovadora

Las administraciones públicas gestionan entre un 40 y un 50% del PIB. Su capacidad de compra es, por tanto, inmensa. Y su capacidad para que estas compras impulsen uno u otro modelo económico, también. Lo saben muy bien en Israel o en los EE.UU., donde el gasto en armamento supone una muy buena parte del porcentaje anterior y donde por fuerza esto significa, a fecha de hoy, un fuerte impulso para el desarrollo tecnológico: sistemas de comunicaciones, drones, minería de datos, mecánica de alta precisión, materiales ligeros y resistentes… En términos económicos, la defensa es un sector que puede soportar inversiones sin límite, dado que el coste de oportunidad, medido en términos de perder una posible guerra, son infinitos.

Continua leyendo

Especialización territorial

Entre otras cosas, la crisis iniciada en 2008 evidenció que la política europea de convergencia económica y reequilibrio territorial no funcionó bastante bien, por muchos fondos FEDER que se destinaran. Por el contrario, tras el espejismo de la burbuja quedó al descubierto que los países más competitivos a la hora de establecerse el euro iban manteniendo o incluso aumentado el “gap”  en relación con los que menos.

Continua leyendo