El futuro industrial se perfila el 15-O

Este otoño Europa afronta retos singulares: de organización territorial, con los referendos en Escocia y Cataluña y la problemática expansión hacia el Este, y de naturaleza económica, con el plan de inversiones de 300.000 millones propuesto por el nuevo presidente de la Comisión Europea, que, sumados, los rezos de Draghi pedido ayuda fiscal en su lucha monetaria contra la deflación, permiten vislumbrar un cambio radical de paradigma: de la austeridad dogmática al crecimiento y la generación de empleo.

Para algunos, este plan de inversiones debe facilitar la reindustrialización europea; para otros, una transición energética que libere Europa de la dependencia foránea y le permita liderar la revolución hacia la sostenibilidad. En todo caso, dos objetivos que pueden ir de la mano si la reindustrialización se sustenta en la eficiencia energética y económica de los procesos industriales y los productos resultantes: vehículos eléctricos, moldeo por ultrasonidos, nuevos materiales…

Precisamente, este es el objeto de debate del Fórum Ascamm 2014, donde expertos energéticos analizarán el impacto del cambiante mix de energía en la industria, al tiempo que empresas líderes hablarán de innovaciones industriales disruptivas, como los coches eléctricos, los drones para uso civil y el potencial industrial del grafeno.

Con una industria menguante en todo el mundo, sólo la más eficiente triunfará. Que nadie se engañe: reindustrializar Europa no supone maná para las industrias de antaño sino una apuesta por las futuras; es decir, una oportunidad sólo para innovadores. De hecho, una especie de autopista que hará que los innovadores ganen aún más distancia respecto a los que no lo son.

Por eso las macro cifras europeas tienen su espejo en Foros de este tipo donde se decide en qué se plasmarán aquellas. Después de todo, la macroeconomía es el resultado de una multitud ingente de decisiones microeconómicas y el resultado de unos que se ven obligados a cerrar el negocio al lado de los que lo amplían. Por eso afirmamos que el 15-O divisaremos algunas de estas nuevas “autopistas” hacia nuestro futuro.

Porque es cierto que hay innovaciones disruptivas que cambian radicalmente el entorno precedente; pero también lo es que ninguna de disruptiva surge de la nada, que son necesarias innovaciones incrementales continuadas hasta precipitarlas y para aprovecharlas. Por eso un Foro como el de Ascamm no debe ser un escaparate para admirar sino un revulsivo para actuar; para volver después a la empresa y preguntarnos: ¿y yo, cómo puedo hacer mejor/diferente lo que hacemos?

Los comentarios están cerrados.